5 mil familias del Valle de Atamo exigen anular decreto que los deja sin casa

Unas 5 mil familias residentes del Valle de Atamo, Guacuco (ambos de Arismendi) y las parroquias Silva y Aguirre de Maneiro, iniciarán acciones de protesta en las calles en procura de la anulación de la declaración de estas tierras como ociosas e incultas, según lo anunciara el Instituto Nacional de Tierras (INTI) en junio de 2010.

Jesús Morón, representante de la Asociación de Defensa de la Propiedad del Valle de Atamo, indicó que desde el momento en que el ex ministro Juan Carlos Loyo firmó esa declaratoria, 35 mil afectados viven en zozobra al quedar sin dominio sobre sus casas, la mayoría de las cuales han heredado de sus ancestros.

“Son 511 hectáreas las que cubre este anuncio del INTI, donde tenemos viviendas, calles, servicios básicos que no son reconocidos por este organismo que no sabemos qué habrá pensado al declarar esto como tierra agrícola. El Gobierno Nacional está ofreciendo casas a otros, y aquí nos quiere quitar las nuestras”, expresó Morón.

De hecho, reiteró que debido a la queja que elevaron los afectados, la dirección regional de este organismo reconsideró la declaratoria en julio de 2010, cuando a través de una resolución, indicó que eran 296 las hectáreas que se incluían, pero esta rectificación fue enviada a la Dirección Nacional en Caracas en esa fecha y desde entonces no se le ha dado curso.

“Entretanto, hemos perdido nuestros derechos como propietarios, para comprar, vender, enajenar, gravar, parcelar, arrendar dar en comodato, en medianería o hipoteca nuestros bienes, lo cual atenta contra lo dispuesto en el artículo 115 de la Constitución, donde se garantiza el derecho a la propiedad privada”, indicó Morón.

En esta oportunidad, los residentes de las zonas afectadas recibieron el respaldo de la Asociación de Propietarios de Inmuebles Urbanos (Apiur), cuyo presidente, Raimundo Orta Poleo, asistió personalmente a Margarita para verificar la situación y reiterar el apoyo a lo que consideran es un atropello más a este grupo numeroso de familias venezolanas.

Crisleida Porras

El Este Noticias