Margariteños se preparan para iniciar las fiestas de “Vallita”

Devotos verán la bajada de la virgencita este miércoles

Llegar a Margarita y no visitar a la virgen del Valle, es como llegar a una casa y no saludar a su dueña. Pues, en el Valle del Espíritu Santo está la milagrosa imagen de la patrona de oriente, de la armada y la reina de los Guaiqueríes y pescadores y causante de una arraigada tradición que no sólo se profesa entre los margariteños, sino entre quienes de otros destinos llegaron para instalarse en tierras insulares.

Desde hace años los pueblos pescadores le rinden honores a la Virgen del Valle el 8 de septiembre. Bien sean con rosarios en casas de familias, piñatas y torta de cumpleaños, hasta multitudinarios espectáculos musicales con artistas de fama internacional.

Lo cierto, es que miles de feligreses se congregan en su fe y acuden masivamente a visitar a su reina en su cumpleaños.

Las fiestas duran varios días, y a la par de los oficios religiosos, se desarrollan tradiciones culturales, típicas de la región. La bajada de la virgen, se realiza el 2 de septiembre, de esta forma sus feligreses pueden verla de cerca por primera vez. Procesiones y vigilias, se estilan por estos días.

Su día… el 8 de septiembre

El 8, cuando es su día, se ven como sus seguidores llegan desde tempranas horas de la mañana, desde todos las regiones de Venezuela, pero, especialmente, de los pueblos orientales que acuden a agradecerle sus milagros y profesarle muestras de amor, como el canto de galerones, flores, rosarios, tortas decoradas y toda clase de objetos.

Vestida de gala

Con mucha meticulosidad y amor son elaborados los trajes que viste la Virgen del Valle cada año, que en su totalidad son donados por los feligreses, ya sea como regalo de cumpleaños o como compensación por algún favor rcibido.

La camarera de la Virgen del Valle, desde hace 20 años es Cecilia Mata Sánchez. Su labor consiste en vestirla antes de cada procesión. “Heredó” esa misión de su mamá, Belén Sánchez de Mata, extraordinaria y recordada mujer quien también dedicó 50 años de su vida a servir a la virgen.

Cada 8 de septiembre celebran su cumpleaños

Tradición arraigada

En torno al origen del culto a la virgen marinera se han escritos muchas historias, sin embargo la versión más aceptada nos lleva la isla de Cubagua cuando los pobladores Nueva Cádiz, la ciudad de las perlas, la mandaron a hacer a mediados del siglo XVI. Ante la inclemencia de un maremoto, que dejó en ruinas a la ciudad en 1541, los sobrevivientes se trasladaron con su virgen hasta la isla de Margarita.

En ese espacio insular, la virgen encontró su Valle, el cual ha sido motivo de inspiración de poetas y cantores, quienes le han dado variados apelativos como : “El Valle Encantado”, “El Valle Misterioso”, “El Valle de la Misericordia” y el Valle de las Gracias y de la Esperanza” lo cual es indiscutible, pues desde allí, desde su gruta o su hermosa iglesia de líneas góticas la virgen del Valle a irradiado su fe y protección convirtiéndose en la guía indiscutible de los orientales.

Virgen milagrosa

El milagro de la perla es uno de los más conocidos en el ámbito insular, entre tantos otros que se refieren a los favores concedidos por la Virgen del Valle, desde sanaciones, hasta bienes materiales obtenidos gracias a la misericordia de la Patrona de Oriente.

Cuentan que un pescador margariteño fue herido en una pierna por una raya (pez rajiforme), motivo por el cual estuvo mucho tiempo enfermo, sin que los remedios de los curanderos insulares lograran cicatrizar la herida. Eso lo mantuvo postrado en una cama, sin poder salir a pescar. Junto con su mujer le pidió a la Santísima Virgen del Valle, que si lograba sanarlo, la primera perla que pescara se la llevaría a su Santuario.

Su santuario es visitado a diario por los devotos

Sanó el pescador y al bucear extrajo de una ostra una hermosa perla de color grisáceo y para sorpresa y maravilla de él y de todos, la perla tenía forma de pierna y con un punto, similar a la cicatriz que le había quedado de esa herida.

Lamentablemente, no se conoce fecha de este milagro, ni los nombres exactos del protagonista y de su mujer, como tampoco en cuál población de Margarita o Coche residía, escribe el cronista Angel Félix Gómez, en “Margarita en 302 historietas”.

Peregrinación de la Virgen del Valle en 1948 También Gómez recrea lo ocurrido en 1948, con un fenómeno luminoso que quedó en la memoria colectiva neoespartana.

Especial.- María Orsatti

Fotos: Flickr